Tanatopraxia

Es la habilidad de conservar el cuerpo para que pueda demorarse su descomposición final, dando la oportunidad a los familiares distantes de rendir el último homenaje a su ser querido, o bien que el cuerpo del fallecido pueda ser enviado a grandes distancias para su sepultura como exige la ley.

La preparación del cuerpo a través de la tanatopraxia, permite prevenir la propagación de enfermedades en la comunidad. Sin embargo, lo que pueden observar los familiares a simple vista luego de la realización de la misma, es la natural apariencia del cuerpo, semejante a la existencia de la vida, por el período o tiempo necesario.

Es esta característica lo que hace que se borre cualquier efecto de enfermedad o sufrimiento, sobre todo en aquellos que hayan padecido una larga dolencia, muerte violenta por accidente o suicidio.

La tanatopraxia, también ayuda a la elaboración del duelo, ya que el cuerpo recupera la apariencia natural.